sábado, 30 de junio de 2012

CALAMARES ENCEBOLLADOS

CAL 287,6 · HC 3,8 · PR 32,8 · GR 14,5 [POR RACIÓN]


Una de las cosas que muy raras veces confieso son mis pequeños talones de Aquiles cocineriles.

Junto al malvado y retorcido sencillo bizcocho genovés, y a las pérfidas tortillas de patata, los calamares son uno de mis demonios personales en la cocina.

No los entiendo.

Con Thermomix. Sin Thermomix. No sé si se cuecen 10 minutos o media hora. [Nadie lo sabe]. Tampoco se sabe si al pasarlos de cocción se quedan más blandos o más duros, o si hay un punto en que se ponen gomosos para luego quedar blanditos como mantequilla. Si los pruebo y están duros, nunca sé si dejarlos más rato o quitarlos ya antes de que sea peor!

Y me da igual donde lo miréis. Porque hay recetas de cocineros de la tele y de bloggers reconocidos en los que tiempos de cocción y técnicas son tan variadas que es imposible, im-po-si-ble llegar a una conclusión.

La mayoría de bloggers que son pulcros y cuidadosos en sus recetas [pelar con cuidado las patatas, cocer 5 minutos y retirar del fuego, saltear durante no más de 3 minutos] cuando llegan a estos pequeños seres, resumen sus recetas en "cocinar los calamares hasta que estén hechos". Claro. Muy graciosos. ¿Y eso cuanto es?

Pues depende.

De si son frescos o congelados, si son anillas de pota, sepia o calamares, si los hemos tenido sumergidos en leche o alguna marinada, o no. De como estén cortados y de cómo los cocinemos.

Es decir, hasta que estén hechos. Claro. Clarísimo. ¿No?

Los calamares suelen jugarme malas pasadas cuando los hago para invitar. Sé que esto me pasa porque en esas ocasiones los compro frescos y más pequeños, me paso una mañana entera sacando pieles de calamar y retirando cuidadosamente bolsitas de tinta, y me quedan duros. Ajjjs como lo odio.

Ya he dado con la clave para que queden tiernos: es usar calamares congelados y cocinarlos en le Thermomix. No sé por qué, pero cuando son congelados, quedan bien. Desisto de mi intento de comer calamares frescos, que veo que no son mi futuro... seguiré usando estas pequeñas maravillas congeladas que cocinadas así, quedan estupendas.



INGREDIENTES
[2 PERSONAS]

Calamares congelados, 400 grs [peso ya descongelados]
Ajo, uno o dos dientes
Cebolla, una grandecita
Aceite, 2 cucharadas [25 grs]
Pimentón
Perejil
Laurel
Sal, pimienta blanca


MODUS OPERANDI

Ponemos en el vaso de la Thermomix la cebolla, los ajos y el perejil. Lo troceamos unos segundos en velocidad 5. Ponemos el aceite y sofreímos 5 minutos, Varoma, velocidad 1.

Añadimos los calamares [descongelados!], pimienta, sal, pimentón y el laurel y programamos 35 minutos, 100º velocidad cuchara con giro a la izquierda.

Si vemos que no están del todo tiernos, podemos añadir 10 minutos, misma temperatura y velocidad. No debería faltar líquido, pero si faltara, podemos añadir un poquito de agua o de vino blanco.

Lo he acompañado de un arroz pilaf integral, muy sencillo y con algunas especias [clavo, cardamomo y canela, a veces le pongo alcaravea o jengibre, según el día...]






Fuente: Thermorecetas, ligeramente tuneado

22 comentarios:

  1. Será por eso que nunca me quedaron duros, siempre los compro congelados, te aseguro que no tengo tiempo de estar limpiando estos seres tan deliciosos.
    Nunca los preparé en TX, me guardo tu receta como oro en paño.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Pues chiqui, la tortilla de patatas ha dejado de ser también una bestia negra para mí, ahora las hago al horno y NO PROBLEM, tengo una receta publicada que no falla nunca, así que no tienes que darle la vuelta, fué todo un descubrimiento y además super esponjosa y sabrosa, nada de seca y yo los calamares siempre los hago fritos porque a mi family no les gustan guisados, así que estoy condenado a freirlos, aunque me muero por unos así, como tú los has preparado. Por cierto, tengo que decirte que ayer hice el chiffon cake y me salió aparentemente bastante bien, aunque todavía no lo he probado, lo haré ahora mismo para desayunar. Al final cogí la receta de Isabel, pero estuve vendo el blog de Bea y me encantó, lo que pasa que no puedo hacerme seguidor. Un besito grande y perdona la charla, me he pasao, no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy ya mismo a por esa tortilla. Me desesperan, nunca consigo que queden bien!

      Yo frituras la verdad es que no hago, soy un talibán de las calorías, y no negocio jejeje

      Ya me contarás el chiffon, yo voy a hacer dentro de un rato el bundt, que me quedé con las ganas, para el desayuno de mañana... mmmm...

      Eliminar
  3. Pues tiene buenísima pinta!
    Me has hecho darme cuenta de que nunca he cocinado calamares. Sepia sí, y no me suele dar problemas, ahora me has dado miedo para cuando compre calamares! :)
    Pero es verdad que cada uno tenemos nuestros pequeños retos en la cocina, esas cosas que nunca nos salen bien... Aunque yo estoy segura de que tú dominarás todo a base de perseverar, con la mano tan buena que tienes!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Qué riquísimos tienen que estar acompañados de arroz. A mí me encanta comer los calamares pero... ¡¡nunca los he concinado!!

    ResponderEliminar
  5. Toda la razón, los calamares a veces nos llevan de c...
    Me gusta tu receta. Yo uso mucho la pota y me gusta porque evito limpiar y me suele salir bien con tmx y sin ella. Un bsito guapetona

    ResponderEliminar
  6. A tí te quería yo ver....jeje. Pues respecto a lo que me dices del molde, el mio es de lo chinos, así que ni te cuento, pero no me ha dado ningún problema, y mira que también tengo hecho un bizcocho de limón publicado en el blog que quedó espectacular. Con la tortilla lo embadurné de aceite antes de verter el relleno y eso sí, tuve que esperar a que estuviera complemtamente fria, y el bizcocho tampoco me dió ningún problema. Ah, que al final me enrrollo y no te comento lo que quería decirte, pues que este finde hice el CHIFFON CAKE de limón de Isabel (Aliter Dulcia) bueno, eso ya te lo comenté, pues lo probé y me encantó, sobre todo la textura superlight y el saborcillo a limón sobre todo de la cobertura, del glaseado de limón, el próximo será el Red Velvet de Bea, ya me compré "el tinte", a ver cómo me sale la permanente...jijiji. Oye y el tuyo, qué tal? Besos.

    ResponderEliminar
  7. Son sencillamente fabulosos!
    En serio, de las recetas más buenas que he probado en tmx.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  8. Pues si te quedan bien los ocngelados, mejor que mejor, que ya vienen limpios. A mi no me suelen quedar duros, pero no tengo ni idea de porqué, la próxima vez le presto atención y te cuento.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. hasta donde yo sé...
    Los calamares frescos quedan duros, de hecho antes se les daba una paliza antes de cocinarlos. Desde que se empezaron a congelar y se dieron cuenta de que el frio.. ablanda.
    La cocción.. tiene un punto , si pasamos ese punto.. el calamar se endurece.
    Yo no lo tendría más de diez minutos.
    Y chica.. después está ir probando y ensayando con las visitas jajajaja.

    divinos se ven esos calamarcitos, besos

    ResponderEliminar
  10. Yo, como los compro y los congelo, suelen salirme blanditos. Como dice Toñi, sobre 10 minutos es "lo suyo"; yo, al principio, creía (¡inocente de mí!) que cuanto más se cocieran más se ablandaban, y, ¡tururú!, jajaja.
    Son muy odiosos los calamares con las visitas, jajaja... mi madre todavía recuerda la primera vez que hizo calamares de su tinta a sus suegros. Le salen siempre genial; bueno, pues aquel día cocinó unos ricos trozos de neumático en su tinta, jajaja...
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  11. Yo los hago recién sacados de la mar, me los trae mi suegro, ni congelo ni nada, los hago en su tinta que es como más gustan en casa, y a veces los tengo casi hasta 3 horas al fuego.
    Hay que hacerlos muy bien para que estén blandos, la sepia sí que endurece si se hace demasiado, los calamares no;)

    ResponderEliminar
  12. Ohhhhh.... una de mis debilidades¡¡

    ResponderEliminar
  13. Los calamares me gustan de cualquier manera, así de lujo.

    Estoy de sorteo en mi blog si te quieres apuntar y probar suerte.

    ResponderEliminar
  14. Muchas gracias por felicitarme. Ahora te felicito yo por estos estupendos calamares.
    Besines

    ResponderEliminar
  15. Tienes razón no hay manera de ajustar exactamente un tiempo para estos bichos; yo, hay veces que los he tenido hasta con 15 minutos de diferencia siendo la misma receta. Y la verdad es que con los congelados no tienes sorpresas.
    De todos modos a mi me encantan.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Cuantas veces compramos calamares creyendo que son frescos y en letra pequeña pone en la etiqueta descongelado.
    Lo que si que no hago nunca es pelarlos tienen mucho mas sabor si no los pelas.
    Al ser congelados se rompen las fibras y quedan super tiernos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Hola! nunca he hecho calamares.. soy una novatilla de la cocina pero ahora ya me dan miedo!!! jejeje no tengo la máquina esa maravillosa así que no se si intentarlos por mi cuenta jajaja.

    Me gusta mucho tu blog y por eso.. te he dejado un regalito en el mío :p

    http://quecomohoy.blogspot.com.es/2012/07/premio-blog-original.html

    ResponderEliminar
  18. totalmente de acuerdo contigo en el tema cocción calamar, me tienen loca, yo en una de mis entradas digo lo mismo que tú, que hacer calamares es una lotería, nunca sabes lo que te va a tocar, frescos desde luego que nó, para colmo el precio,en fin..que me quedo por tu blog que me lo han recomendado por que quiero hacer dieta....besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainssss si es que los calamares son malvados! No quieren ser cocinados!
      Me alegra que hayas decidido quedarte, aquí otra cosa no pero cocina ligera, toda la que quieras!!!

      Eliminar
  19. La verdad es que los calamares son un misterio.. Más ahora que nos venden unas cosas que no tienen ni tinta ni saben ni ná. Si conseguís unos frescos buenos(que hay que pagarlos)aquí os dejo mi seudoexplicación científica. Los calamares se pueden cocer muy poquito (20 minus max)que es como quedan exquisitos pero el punto es casi imposible de pillar (rezar mucho puede ser la clave)o recocerlos un montón (hasta 3 horas he estado yo para hacerlos comestibles) y entonces se requeterevientan las fibras y quedan suaves pero no tienen ese punto carnoso que es el bueno/mejor. Si te quedas a medias te comes una cosa redura asquerosa. El truco para la "primera cocción" es que estén muy muy secos y que no se cuezan sino que "mediosofríancuezan"(sin añadir agua que ellos ya sueltan..) junto a la cebolla/pimiento que ya debe haber perdido su agua .. Si se te pasa el punto hay que añadir vino/agua y tenerlos hasta que revienten y se queden muy blanditos, como los de lata pero ya casi no saben a ná, eso sí, la salsa quedará igual de buena (o mejor). El problema es si los haces en su tinta. La tinta no debe cocer más de 30 minutos o pierde el saborazo increíble que tiene así que si la echas y se te pasa el primer punto de cocción,pierdes sabor y hasta puede salir un sabor raro como a metal. Si tienes invitados, NO LOS HAGAS EN EL DÍA (MUY IMPORTANTE) o puedes servir una cosa durísima o malísima (nos ponemos nerviosos y ni la salsa queda bien, que tiene que estar ligadita (en la primera cocción vale con la cebolla pero si se pasa igual hay que añadir pan rayado)), cuidado también con servirlos aguachurriaos, que no procede. De un día para el otro, mejoran (recalentar lentamente sin cocer). Espero os sirva a alguno, siento el tostón pero tengo una debilidad por estos bichitos tan majos y tan ricos..

    ResponderEliminar